¿Quieres o necesitas reducir tu consumo de sal?

Si tienes que reducir tu consumo de sal ya sea por problemas médicos o evitarlos antes de que estos aparezcan Aerosoles Al Gusto te lo pone muy fácil, con su nuevo sabor sal ya no tienes que renunciar a comidas con ese típico sabor a sal, lo que hace en muchas ocasiones que las dietas pobres en sal no sean fáciles de llevar.

Nuestro aceite de Oliva Virgen Extra sabor a sal es el producto ideal para darle un toque a sal en todos esos alimentos que por el motivo que sea no deban de llevar sal añadida. Unido a las ya características, que todos sabemos, del aceite de Oliva, será el condimento imprescindible en cualquier cocina.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud)

El elevado consumo de sodio (> 2 gramos/día, equivalente a 5 gramos de sal por día) y la absorción insuficiente de potasio (menos de 3,5 gramos por día) contribuyen a la hipertensión arterial y aumentan el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.

La sal es la principal fuente de sodio en nuestra alimentación, aunque también puede aportarlo el glutamato de sodio, un condimento utilizado en muchas partes del mundo.

La mayoría de las personas consumen demasiada sal, de 9 a 12 gramos por día en promedio, es decir, dos veces la ingesta máxima recomendada.

Un consumo de sal inferior a 5 gramos diarios en el adulto contribuye a disminuir la tensión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio. El principal beneficio de reducir la ingesta de sal es la correspondiente disminución de la hipertensión arterial.

Los Estados Miembros de la OMS han acordado reducir en un 30% el consumo de sal de la población mundial de aquí a 2025.

La reducción de la ingesta de sal se considera una de las medidas más costo eficaces que los países pueden tomar para mejorar la situación sanitaria de la población. Las medidas principales de reducción generarán un año más de vida sana a un costo inferior al ingreso anual medio o al producto interno bruto por persona.

Se estima que cada año se podría evitar 2,5 millones de defunciones si el consumo de sal a nivel mundial se redujera al nivel recomendado.

La producción creciente de alimentos elaborados cada vez más numerosos, la rápida urbanización y la evolución de los modos de vida están modificando los hábitos alimentarios. Los alimentos muy elaborados son cada vez más corrientes y asequibles. Las poblaciones del mundo entero consumen alimentos más ricos en energía que contienen muchas grasas saturadas, ácidos grasos trans, azúcar y sal. Esta última es la fuente principal de sodio, cuyo crecido consumo se asocia a la hipertensión y a un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

Fuente: OMS https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/salt-reduction

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

También te podría gustar...